domingo, 23 de julio de 2017

LA DIVISIÓN AZUL Y EL CURA DE SANFELIU

La División Azul

La División Azul fue una unidad militar que envió el régimen franquista a luchar junto al ejército alemán en la Unión Soviética.

El 22 de junio de 1941, después de conquistar Polonia, Holanda, Bélgica, Francia, Yugoslavia, Grecia, Libia, etc, Hitler ordenó la invasión de la Unión Soviética.

Los líderes falangistas, que se sentían menospreciados en el Nuevo Estado franquista, vieron una oportunidad de recobrar protagonismo y se apresuraron a organizar una milicia (civiles voluntarios) para enviarla al nuevo frente oriental. El 24 de junio, el ministro de Asuntos Exteriores, Serrano Suñer, realizó su famoso discurso en la Calle Alcalá de Madrid:

“¡Rusia es culpable! Culpable de nuestra guerra civil. Culpable de la muerte de Jose Antonio, nuestro fundador, y de la muerte de tantos camaradas y tantos soldados caídos en aquella guerra por la agresión del comunismo. El exterminio de Rusia es una exigencia de la historia y del porvenir de Europa.”

Se compartía desde el primer instante la ideología racista y expansionista nazi: el objetivo era el exterminio de un pueblo inferior (el ruso) por ser asiático. 
A eso iba la División Azul; lo dejaron claro desde el principio. Muchos de los que fueron quizás no eran conscientes. Los dirigentes, sí. Y en la actualidad es más que evidente. No hay excusas para alegar desconocimiento.


En octubre de 1940 Hitler y Franco se entrevistaron en Hendaya. Visibilización máxima de la alianza de dos regímenes fascistas y genocidas.
La División Azul en Rusia

Se decidió enviar una división con oficiales militares y soldados voluntarios. Entre los voluntarios encontramos falangistas y otros anticomunistas, pero también jóvenes que intentaban frenar la represión en sus familias republicanas (como el actor Luis Ciges y el director Luis García Berlanga). Y también fueron enviados soldados de reemplazo por la fuerza, sobre todo cuando a partir de 1942 empezaron a escasear los voluntarios.

La aportación española no fue la única en el frente oriental, y los alemanes tuvieron que empezar a gestionar las ayudas que recibían de los países aliados y ocupados. Los destacamentos nórdicos y germánicos irían com las divisiones de las SS, lo que era considerado un honor. Las ofertas española y croata, como se hará más adelante con italianos y rumanos, se incluirían en las divisiones del ejército, la Wehrmacht. A los eslavos (checos, ucranianos...) se les rechazó inicialmente, aunque más tarde, por las necesidades de la guerra, fueron aceptados como tropas auxiliares. Los mediterráneos no somos de la raza aria y no éramos de fiar.

El reclutamiento de voluntarios en Catalunya fue un fracaso y no se alcanzó la cifra inicialmente prevista. El primer envío de tropas constaba de algo más de 16.000 hombres. Con los diferentes relevos, llegaron a formar parte de ella un total de 45.000 soldados, entre julio de 1941 y octubre de 1943.

¿Qué hizo la División Azul? Su principal destino fue el sitio de Leningrado (actual San Petesburgo), ciudad que quedó aislada durante casi 900 días (entre septiembre de 1941 i enero de 1944), en el que murieron más de un millón de civiles de hambre i frío, además de otros tantos militares.

Imagen del sitio de Leningrado


La decisión de mantener la ciudad asediada para que sus habitantes y defensores murieran poco a poco fue del propio Hitler. El sitio de Leningrado fue  uno de los hechos juzgados como crímenes contra la humanidad en los Juicios de Nuremberg. En eso participó la División Azul.
Imagen del sitio de Leningrado

En general, toda la campaña del frente oriental se caracterizó por el deseo de exterminar a los eslavos, considerados untermensch, infrahumanos. Y supongo que la persecución de las personas judías no hace falta recordarla, que la tenemos bien presente.
Es bien conocido que a partir del verano de 1941 la barbarie nazi llegó al cénit y se planteó la "Solución final" del pueblo judío. En los genocidios de millones de personas también participaron unidades de la Wehrmacht, en la que se había encuadrado la División Azul. 

Ucrania, 1941. La División Azul fue a ayudar a estos.
No he encontrado información de la División Azul de l'Hospitalet. Los archivos de Falange fueron destruidos durante la Transición. Apenas una carta del jefe local de Falange al alcalde para que ayudara a la madre de un alistado, pero no sabemos si era de aquí.

El cura de Sanfeliu


La División Azul contribuyó a uno de los peores (¿elpeor?) episodios de la historia de la humanidad. ¿Es un hecho digno de ser honrado? En el resto de países de Europa es, sencillamente, delito.

Pues un cura de l’Hospitalet, el párroco de Sanfeliu, organizó un acto de homenaje a la División Azul el pasado noviembre, con misa incluida (gran reportaje de Sònia Agulló en La Directa). 
¿Se rezó por los centenares de millares de niños muertos por inanición?, ¿por los pueblos enteros arrasados?, ¿por los trenes atestados en dirección a los campos de exterminio?, ¿sonó de fondo la sinfonía que Shostakovih dedicó al sitio de Leningrado?



Banderas, maniquís con uniformes, conferencias, etc, para exaltar el fascismo, tanto en su versión española (franquismo) como alemana (nazismo). 

Una imagen de la misa, en cuyas formas y contenido se homenajeó la División Azul, el fascismo, etc. Vale la pena leer el reportaje completo en https://directa.cat/homenatge-feixista-division-azul-en-una-parroquia-de-lhospitalet-de-llobregat

No nos tenemos que extrañar, porque la Hermandad de Combatientes de la División Azul no solo está inexplicablemente legalizada, sino que recibió un premio a manos de la Delegada del Gobierno (el de Rajoy) en Catalunya en 2013. 


Este párroco ya era conocido por sus ideas ultraderechistas, y los vecinos y anteriores feligreses denunciaban formaciones paramilitares y gritos de “Viva Franco” en las dependencias parroquiales. Sus primeras apariciones en los medios fueron por sus actividades antiabortistas y por invitar a los legionarios a desfilar en una procesión.

Con posterioridad a este homenaje a la División Azul, ha vuelto a saltar a la actualidad a raiz de la homilía homófoba el pasado mes de junio. ¿Qué más hace falta para que saquen de un lugar público a este fascista defensor del genocidio nazi?

Por muchísimo menos han sido llevadas a juicio a diversas personas: declaraciones, chistes, tweets, etc. Ah, pero eran de izquierdas, antifascistas. El doble rasero también funciona aquí.

Las fuentes y una reflexión final 

Los datos de la División Azul están extraídos de la revista Cuadernos de Historia Contemporánea, que en 2012 dedicó un número al tema, que es consultable on line. Y de la lectura de La División Azul: Sangre española en Rusia 1941-1945, del historiador hospitalense Xavier Moreno.

El Centre d’Estudis de l’Hospitalet tuvo el placer de invitarle a hablarnos del tema en una de las conferencias que hacíamos anualmente en homenaje al president Companys en octubre de 2009.
Por tanto, es un tema que abordamos y divulgamos con rigor, lo que parece que nos da un poco más de autoridad  moral para denunciar la propaganda del genocidio que hace el párroco de Sanfeliu.

Yo no soy un experto en teología,pero me da la impresión de que lo que hace este sacerdote va un poco en contra de los valores cristianos del siglo XXI. Más bien parece un cruzado del siglo XII o un inquisidor del siglo XVII.

Propongo una reflexión final. ¿Se imaginan que en lugar de ser un religioso católico fuera musulmán, de alguna rama del protestantismo o de cualquier otra religión?